¿Qué es la Unanimidad?

Es esa tendencia del ser humano a desear que todos los que le rodean entren en una cajita con una etiqueta que ellos aprueben. Si uno no entra en ese cajita, uno es rechazado socialmente.
Tenemos que destruir esa cajita, porque el ser humano es complejo por naturaleza. Todos somos diferentes y aceptables, a menos que uno sea un sacoehuéa abusivo con tendencias dictatoriales.

Buscar este blog

Entrada apasionada

Cómo la Heteronormatividad arruinó a BBC Sherlock

( x ) Acabo de desperdiciar una hora de mi vida viendo un nuevo tvshow llamado "Apple Tree Yard" acerca de gente heterosexual...

sábado, 19 de abril de 2014

Jesús de Nazaret


(Ninguna de las imágenes de esta entrada me pertenece)

En base a lo que estamos celebrando esta semana -si bien no soy católica- y en base al hecho de que a principios de semana fui a ver esta película "Son of God" al cine, con el primer Jesucristo sexy de la historia del cine como han venido diciendo desde hace rato, quiero recordar una de las primeras películas que vi en mi vida.

"Son of God" (x)
Debo haber tenido unos 2 añitos cuando mis papis me pusieron a ver "Jesús de Nazaret", dirigida por Franci Zeffirelli. Esta miniserie de 6 horas que fue hecha en los años 70 acabo de verla enterita desde las 16:30 horas hasta las 00:00 hrs y la verdad es que hace años que no me la mandaba entera de un paraguaso, y la disfruté a rabiar.

Soy cinéfila, en este blog se nota, y con los años una ve tantas pero tantas películas que inevitablemente se pone criticona. Se te expande la mirada, y como que empiezas a notar aquellas cosas que separan a una película de ser un perfecto error y la perfección misma.

En la primera categoría pongo a "Son of God". Y lo siento, porque tuvo pics de interés durante su duración que sinceramente fueron épicos. Uno de ellos fue la última cena, antes de toda la acción sangrienta y horrenda que por supuesto fue la muerte de Jesús. La última cena, que a diferencia de la de la miniserie de los 70s, fue mucho más emocional.

Me puse a llorar, y la verdad que adoré ese momento de la película en que después de que Jesús anuncia lo que le ocurrirá, que morirá me refiero, todos los apostoles empiezan a llorar, literalmente. Fue un momento muy emocionante, y como que hizo a la situación más humana. No obstante, es el Jesús de la miniserie el que encuentro más humano, y además más convincente, como también a Pedro, a quien adoro en esta película. Siento que este Pedro se encariña más con la persona de Jesús, el amigo, el partner, el compañero de viajes que con el Mesías, y eso me encanta. Es casi un bromance. Y ejemplifico un poco esta adoración que siento por Simón Pedro de esta miniserie en el hecho de que mi frase favorita de toda su duración es:


"Oh, Señor, quédate con nosotros"


El Jesús de "Son of God" me pareció muy poco realista, un poco arrogante, muy poco sutil. Sé que Jesús supuestamente andaba por todas partes diciendo que era la Verdad y la Vida y esas cosas, pero siento que el Jesús encarnado por Robert Powell tiene más llegada, poniendo el carisma a un lado, porque es más cálido y más realista y más humilde. Y también más... emocional. Hay que nada más compararlos en la escena de la entrada al Templo de Jerusalem, cuando se encuentra con los puestos de mercaderes y cambiamonedas. Un espectáculo indignante. Lo digo yo que odio el catolicismo xDDDD y que no me creo muchas cosas de la Biblia. Pero ya saben, Jesús es Jesús, es el primer revolucionario, el puto amo, el badass, el bkn. En esta escena lo adoro, con su palo tirando todas las tiendas así sin más. El Jesús de "Son of God", si bien se echa una buena actuación al momento de darse cuenta de lo que están haciendo en el Templo de Jerusalem, con una mirada de indignación y horror que te la mando a hacer, no llega a ser tan intenso y demostrativo en su ira como el Jesús de Robert Powell.


Y bueno, quiero recalcar lo perfecta que es esta miniserie. Se siente natural, sin el exceso de técnicas cinematográficas y de montaje de las que hoy en día el cine abusa sin vergüenza. Para mí, la necesidad de toda esta técnica le quita naturalidad al evento, le quita realismo, y revela una carencia de libreto que en "Jesús de Nazaret" simplemente no existe. Y no es una narración episódica, aún cuando es una miniserie como ya dijimos, y aún cuando la misma Biblia es tremendamente episódica. "Jesús de Nazaret" se deshace de eso. Hace mierda lo episódico que podría llegar a ser una narración de este tipo, con paradas, milagros y visitas a pueblos. No, lo emborrona y si lo episódico existe no se nota. Es natural. Es una película, no un paso a paso como lo fue la primera mitad de "Son of God", en que se notó en demasía la urgencia por mostrar todos los eventos necesarios para informarnos de lo que hizo Jesús para ganarse el seudónimo de Hijo de Dios.

Y bueno, otra cosa es la música. El soundtrack de esta película de 6 horas es perfecta, y no se abusa de ella que es lo que más destaco. Si ustedes vieron "El señor de los anillos" sabrán de lo que hablo cuando digo abusar de un soundtrack. Si bien esas películas son una pasada, son perfectas, son épicas, maravillosas, inolvidables y todo los demás adjetivos posibles para describir un trabajo bien hecho, el soundtrack se usa en momentos en que es innecesario. Si algo me gusta del cine chileno -de mi país- es que no abusan del soundtrack. De hecho en algunas ocasiones hasta falta. Pero no se abusa y eso se agradece. A veces debemos dejar a los actores deshacerse en buena actuación.



El soundtrack las hace de potenciador de la emoción, o eso dio a entender Peter Jackson en los detrás de cámaras de El señor de los anillos, y él sabe porqué lo dice, es el puto amo. Pero si ponemos a dos actores en una escena, sin música de fondo y aún así son capaces de sacarnos lágrimas, entonces han hecho un trabajo increíble. Si mal no recuerdo, en la escena de la última cena de "Son of God", esa precisamente fue una de sus virtudes, que no hubo música. Si recuerdo bien, sólo si recuerdo bien, no estoy segura. Tendré que verla de nuevo.

Michael York como Juan Bautista
Y otra cosa es que se nota cuando una película se hace con amor, y la miniserie de los 70s de Jesucristo se hizo con amor, con dedicación. De hecho, cogieron a los mejores actores de la época y los plantaron allí. Son perfectos en sus papeles. Si bien siempre critico el hecho de que María no luzca de 40 y tantos años como debería lucir al final de la película, en esas avasalladoras escenas de despedida a su hijo en la cruz, creo que la actriz Olivia Hussey fue perfecta para María. Vi hace poco la peli "Romeo y Julieta" de ella, en la cual además aparece Michael York, el Juan Bautista de "Jesús de Nazareth", actor que además protagoniza "Cabaret".


No puedo no mencionar a Ian McShane, quien hizo de Judas. Pasa una cosa divertida con él, y es que lo he venido viendo actuando en películas desde chica, ahora él de adulto, y nunca lo conecté con Judas. Además, han sido casi puras películas para niños y adolescentes (Los Piratas del Caribe, Los Seis Signos de la Luz, SnowWhite and the Huntsman, Jack el Caza Gigantes, etc). En "Jesús de Nazaret", cabe decir, sale muy guapetón. * - *

Ian McShane como Judas

También se nota la dedicación en la buena selección de locaciones. Son sencillas, realistas, no las locaciones de plástico hiper decoradas de algunas películas de época de hoy en día. No, son justas, retratan la vida en Israel -color beige- y en el vestuario son justos y necesarios, como siempre digo. Te hacen querer usar velo para el sol, por dios.


Y eso. Este es un ritual de todos años. Digo ver "Jesús of Nazareth" de 1977, no hacer una reseña de películas santas. Siempre la veo, desde chiquita, y siento que si no la veo un año, estoy saltándome algo.

DETRAS DE CÁMARAS

¡Estpa fumando! XDDD






Todas las imágenes fueron guardadas desde Pinterest hace mucho tiempo, por lo que no tengo las fuentes.


.

No hay comentarios:

Publicar un comentario