¿Qué es la Unanimidad?

Es esa tendencia del ser humano a desear que todos los que le rodean entren en una cajita con una etiqueta que ellos aprueben. Si uno no entra en ese cajita, uno es rechazado socialmente.
Tenemos que destruir esa cajita, porque el ser humano es complejo por naturaleza. Todos somos diferentes y aceptables, a menos que uno sea un sacoehuéa abusivo con tendencias dictatoriales.

Buscar este blog

Entrada apasionada

Cómo la Heteronormatividad arruinó a BBC Sherlock

( x ) Acabo de desperdiciar una hora de mi vida viendo un nuevo tvshow llamado "Apple Tree Yard" acerca de gente heterosexual...

lunes, 17 de noviembre de 2014

El porqué de que los hombres le teman más a los homosexuales que las mujeres

Hoy he tenido una revelación. OK, no. Lo que pasa es que a raíz de estar investigando el tema, ya que nunca he podido entender el origen de la homofobia, ya que nunca la sufrí -FUCKYEAH- , empecé a darme cuenta de algo muy importante, y que está directamente relaconado con mucho de lo que yo de hecho condeno en el comportamiento masculino.

Está científicamente comprobado que a los hombres les entra el placer por los ojos. El hecho de que miren a una mujer y sean capaces de excitarse sólo mirándola, es algo genético. A las mujeres nos entra el placer por el tacto. El tacto es lo que nos da placer de primeras. A los hombres igual, a cualquiera de hecho, es algo normal y natural. El problema entra aquí cuando se sexualiza a las mujeres para todo.

En la sociedad vemos a las mujeres sexualizadas constantemente, en la publicidad, en las películas, en todo.




Vemos cómo en las películas nos muestran a cien tipos de hombres -fornidos, flacos, pachonchitos, chicos, grandes, desproporcionados, jóvenes, viejos, etc etc- mientras que nos muestran una sola clase de mujer:


(x)

(x)
(x)
No me malentiendan, encuentro a estos caballeros y jóvenes actores muy guapos. Adoro a Bill Murray en "Lost in Translation", es mi love. Y caí por completo por Dev Patel desde que lo vi en "Slumdog Millionaire", pero tienen que reconocerlo: no son los galanes típicos.

"6 días y 7 noches" Harrison Ford (x)
A las mujeres no se nos considera si no somos como Keira Knightley o Angelina Jolie. A las actrices que pasan de los 35 no las van a poner en protagónicos a menos que envejezcan de la manera "correcta". No las van a poner de doncellas o de las que busca el amor. Más seguro es que las pongan de madres de la protagonista, o de villana de turno, etc, etc. Pero con arrugas no van a ponerlas de love interest como hicieron con Harrison Ford teniendo casi 60 años en "6 días 7 noches", con una actriz de 29 años como pareja fílmica. De nuevo, no me malentiendan, me encanta ese film y yo totalmente mataría por ser la que estuviera en lugar de esa actriz, de ese personaje, pero nunca van a ver la misma situación al revés. Hay que ver nomás cómo le han bajado los bonos a Meg Ryan sólo porque ya no luce como lucía en "Cuando Harry conoció a Sally" y cómo hasta ahora Brad Pitt, en sus 50 años de edad, sigue haciendo protagónicos y siendo llamado "galán" en las noticias.

Y los hombres que rechazan a actrices de mayor edad en la industria del cine, de la televisión, son hombres que son concientes de cómo reacciona otro hombre y ellos mismos ante una piel joven y curvas casi anti naturales. Sí, es parte de la naturaleza que reaccionen así, pero eso no justifica que se use la imagen de la mujer tan morbosamente, convirtiéndonos en un producto de mercado.

¿Y por qué los actores no salen mucho del closet? Quizá sea por el público que pueda ver las películas, pero creo que hay otra razón. Cuando los hombres hétero cómo ellos reaccionan ante un cuerpo del sexo opuesto, saben que un hombre gay va a reaccionar del mismo modo ante otro hombre. Después de todo siguen siendo hombres, siguen sintiendo de la misma manera, sólo que las cosquillitas las sienten por alguien de su mismo sexo, y quienes se encargan del cast no van a querer a un hombre en el set que pudiera ponerse a mirarles el trasero. No quieren ser vistos por otros hombres del modo en que ellos mismos ven a las mujeres: con lujuria.

Ustedes dirán: ah, esta feminazi es una frígida. Yo no condeno la lujuria. Es parte del sexo, o sino cómo podríamos ponernos más creativos en la cama. Lo que no debiera ocurrir es que a las mujeres se nos sexualice todo el tiempo y para todo. No somos mercancía, y merecemos caminar tranquilas por la calle sin que alguien nos chifle indicándonos cuánto desean follarnos. Porque eso es lo que hacen cuando te piropean en la calle, no finjan que no. Y es asqueroso. Y lo peor es que si a estos mismos hombres que piropean a mujeres, los piropearan otros hombres, se molestarían, porque saben con qué tipo de pensamientos los están chequeando. Y en cuanto saben que hay un gay a su alrededor, piensan que este los va a acosar. Y de hecho también pasa con algunas mujeres cuando saben que hay alguna lesbiana alrededor.

Yo no soy lesbiana, me gustan los hombres, pero nunca he estado totalmente segura de mi heterosexualidad. Sucede que siempre me he vestido con ropa más o menos holgada. Me gusta andar cómoda y no soy de usar faldas ni ropa femenina en general, y tengo el cabello super corto. Esto me ha valido que me tomen por lesbiana en muchas ocasiones, si bien el cómo te vistas tiene que ver con los roles e identidades de género, si bien no tengo ningún deseo de ser un hombre -quizá por un semestre para poder mochilear sin riesgo de que me violen y me maten- . En el colegio terminé la enseñanza media y me enteré de que todas daban por hecho que era lesbiana y que me gustaba mi mejor amiga -era un cole de minas. Yo vivía en la luna, no me daba cuenta gracias a Gaia, especialmente porque nunca sentí ningún sentimiento romántico o sexual por ninguna niña en el colegio. Nunca. Pero tampoco me enamoré de ningún niño en esos años. Y de hecho con 24 años aún no me enamoro, si es que tener como amor platónico a Benedict Cumberbatch no cuenta como enamoramiento. Quizá sí. Whatever. Y en la U, mis compañeras siempre han tendido a no dejarse tocar. La gente en Santiago creo que de por sí no se abraza mucho, pero una vez una niña de la que era más o menos amiga, yo le toqué el pelo y altiro se alteró, así para broma, casi de burla, creo. Yo no entendí en ese momento -les digo, vivo en la luna- , pero luego me di cuenta de lo que había significado. Y el único niño gay del curso, en primer año, en el primer día me salió siguiendo de la U para fotocopiar juntos unas cosas. Yo creí que lo hacía de amable pero luego entendí porqué tanta amabilidad. Pensó que se había encontrado con alguien del mismo bando.

Y esos son estereotipos. Y las mujeres, algunas, rehuyen a las lesbianas o a las que creen que son lesbianas porque creen que... no sé en realidad. Creen que se van a propasar con ellas o algo.

Quizá también es eso. Algunos héteros cisgénero podrían creer que las relaciones gay son puro sexo y que son unos adictos sexuales y weas, cuando la realidad es que hay de todo en los dos bandos. Tres, cuatro bandos, cinco.... hay muchas orientaciones sexuales, y en todas hay todo tipo de personas. Adictos sexuales, gente casi asexual, asexual, gente que sólo siente deseo sexual cuando hay un vínculo emocional de por medio -YO!- , gente aromántica -también existe- , gente hétero homoromántica, bisexual, etc, etc, etc. Y sentir cosas que se creen no se debieran sentir porque ya se está definido, no debería ser tomado con miedo. No creo que nadie sea 100% hétero o 100% gay. Con la fluidez de la naturaleza, dudo que las cosas sean blanco y negro respecto de la sexualidad. De hecho, yo me entretengo cuestionándome acerca de todo. Así nunca te aburres y nunca terminas de conocerte.

Y un hombre hétero no debiera recriminar a uno gay por mirarlo con interés. Ellos miran del mismo modo a las mujeres, y siempre que las mujeres les reclamamos, nos abuchean excusándose con que es parte del comportamiento humano. Si es así, entonces no reclamen cuando un hombre gay los piropee.

Bueno, pues, es comportamiento humano, pero no por eso debieran llevar ese comportamiento humano a una pancarta de 8 metros en la calle donde una mujer sale abierta de piernas vendiendo tacos.

2da viñeta: "¡Hey! ¡Qué estás mirando!"

.

No hay comentarios:

Publicar un comentario