¿Qué es la Unanimidad?

Es esa tendencia del ser humano a desear que todos los que le rodean entren en una cajita con una etiqueta que ellos aprueben. Si uno no entra en ese cajita, uno es rechazado socialmente.
Tenemos que destruir esa cajita, porque el ser humano es complejo por naturaleza. Todos somos diferentes y aceptables, a menos que uno sea un sacoehuéa abusivo con tendencias dictatoriales.

Buscar este blog

Entrada apasionada

Cómo la Heteronormatividad arruinó a BBC Sherlock

( x ) Acabo de desperdiciar una hora de mi vida viendo un nuevo tvshow llamado "Apple Tree Yard" acerca de gente heterosexual...

martes, 9 de junio de 2015

Obsesionada con El Clon otra vez

Estoy viendo El Clon de nuevo. Ya saben, esa teleserie brasileña que batió records de sintonía y que

marcó a una generación y que tuvo la brillante idea de tocar los dos temás más en boga de ese año, el 2002 (la clonación humana y los musulmanes, que empezaron a ser especialmente mal vistos después del atentado a las torres gemelas).

La están dando de nuevo en Canal 13 Chile, y la verdad es que es la teleserie con la que más me he obsesionado. Tengo como una pelea mental entre esta y "El Color del Pecado", otra teleserie que me gustó mucho y cuyos personajes secundarios se quedaron en mi corazoncito. Los Sardinha, la familia de la que venían los gemelos, Paco y Apolo, y especialmente la madre de familia, una señoa super machista que cuidaba a sus hijos y que la llamaban Mamushca. En cambio, los personajes secundarios de "El Clon" siempre me parecieron muuuy re fomes XDDD especialmente los del negocio de doña Jura.

Los Sardinha

Miren que monos, me sale la baba de hermosos...
Cuando la vi por primera vez me obsesioné con el romance de Lucas y Jade. Cualquiera se obsesiona con una cosa así, si una podía sentir la química que había entre ellos hasta del otro lado de la pantalla. Me gustaban mucho, y cada vez que se juntaban suspiraba, y me desesperaba cuando se separaban, y me daba rabia Said y el tío Alí cuando ponían obstáculos en sus vidas con la excusa de la religión.

Era Jade y Lucas, mis amores. Estaba como enamorada de los dos. Quería ser Lucas y quería ser Jade, y me identificaba con Lucas y con Jade, y quería tenerlos a los dos y al mismo tiempo no tenerlos nunca, porque ellos eran perfectos así solos, así solos los dos, y era hermoso. La sensación de verlos en la teleserie, de verlos juntarse, era hermosa porque era algo inalcanzable para mí, porque una estaba fuera de eso y no dependía de ti. Sólo podías limitarte a esperar que se vieran.


Una de las escenas más bonitas y dolorosas y felices que vi de esta teleserie fue una en que como después de diez años si no me equivoco vuelven a verse. Said y Jade vuelven a Río de Janeiro y los dos se juntan en la playa. Revisé esta escena en YouTube y la verdad es que verla en portugués fue totalmente... precioso para mí. Sus voces son muchos más lindas en portugués, la de Lucas es más suave, más amable, casi femenina, y la de Jade es más firme y menos cargosa.


En esta escena se besan de nuevo y como que no pueden dejarse ir y una está en las nubes viendo y aahhhhbsrj,hvwbtnb... y dicen que no se aman, que "no te amo" pero se siguen dando besitos y es la cosa más tierna nunca. Y Lucas le dice que es la última vez que le extenderá su mano para que se venga con él, pero ella dice que "No estaba escrito" y puedes ver ahí mismo en el rostro de Lucas como se está quebrando por dentro, cómo se está desmoronando, y cuando lo ves luego en unos años más, todo frío, sin expresión, sin ánimo, casi fijo como una fotografía, entiendes cómo llegó a ese punto. Porque una ve al Lucas joven y ve lo cariñoso que es, lo expresivo, lo sonriente, y luego ver al Lucas que anda con el ceño fruncido constantemente y sabes porqué es así.




Esa parte de la teleserie era la que más me obsesionaba cuando la vi por primera vez, pero ahora, 11 años después de haber visto la teleserie (yo la vi el 2004 cuando la repitieron en La Red), lo que más me obsesiona es Leo, el clon. Cuando la vi en La Red, no vi como las dos últimas semanas de la teleserie porque hubo un punto en que me aburrí tanto de que le dieran vueltas a la cosa de quien era el papá de Leo, que no es ninguno para mí, ni Albieri, ni Leonidas ni nadie, que dejé de verla. Y agarré luego el último día de teleserie, de casualidad, los últimos diez minutos de la teleserie. ¡LOS ÚLTIMOS DIEZ MINUTOS! Y me arrepentí de no haber visto esas últimas dos semanas por el resto de mi vida. Eso hasta ahora, obvio, ahora que tengo otra oportunidad.


Pero bueno, regresando a Leo, el clon, su tema me intriga de sobre manera. He visto videos en Youtube y la verdad es que la dinámica entre Lucas y él es la que más me fascina ahora. Me muero porque se vean por vez primera, aunque ya vi el video de cuando pasa en YouTube. O sea, el video de megda debe estar ahí como desde hace 7 años o algo XDD. También vi videos de Leo tocando la guitarra para Lucas, casi en onda romántica ("Toca para mí" le dice Lucas), que te pone los pelos de punta por la ambigüedad presente en esa dinámica. Y es que son el otro, aunque no sean la misma persona. Es decir, Leo nunca va a ser Lucas, porque Lucas creció de otra manera, creció lleno de represiones impuestas por su familia, lleno de miedos, lleno de arrepentimientos, pero Leo es completamente libre, es quizá la persona más libre del mundo, y creo que es porque ya tiene todo claro gracias a que es un clon, gracias a que recuerda cosas que no vivió, que vivió Lucas, y gracias a que tiene un objetivo, aunque no sepa la razón para ello. Ese objetivo es conocer a Jade, "la mujer de velo", y creo que no vivir en la incertidumbre que todos vivimos de "qué estoy haciendo aquí, para qué estoy aquí" hizo a Leo libre.

Pero Leo por supuesto es víctima posteriormente de su propia realidad, de ser un clon, y víctima de Albieri, de Leonidas, de todo aquel que lo quiere para sí, porque Leo no es de nadie, no pertenece a ninguna parte, y no es hijo de nada. Está en el aire. Quiero ver cómo explota, porque cuando vi la teleserie por primera vez apenas si me importaba su personaje, aunque la teleserie fuera sobre él, jajaja. Pero ahora cada escena en la que aparece la espero con ansias.

Y creo además que, ese aire entre perdido y seguro que Leo tiene, ese aire de misticismo, como de hermeticidad, es lo que me atrae. De hecho como que me identifica, porque se lo ve tan difícil de acceder, tan... dueño de sí mismo, tan poco comprometido con todo, a causa de esa libertad de la que es dueño, de la que se ha mimetizado, que me identifico. Y no porque me sienta libre, dios, estoy llena de represiones, tal como Lucas, pero la gente a menudo dice que no puede entenderme, que no pueden llegar a mí, que estoy muy cerrada, y además me cuesta como... Siempre me ha costado abrirme a la gente, o llegar a amar a alguien profundamente. Creo que no lo he hecho nunca, y Leo mismo, sólo ha querido a una persona, Albieri. A Jade no, de Jade está como alucinado porque está en sus recuerdos, pero Albieri es como la única persona real, la única persona con la que se vincula, pero con todos los demás se lo ve ajeno.

Además, Leo no siente que pertenezca. Y yo me siento que no pertenezco. A menudo me siento como un alien...

Espero poder ver la teleserie hasta el final. Tengo como un karma con ella. Cuando la veía en La Red el canal se veía un día y otro día no, así que andaba muy angustiaba, y la señal se cortaba y weas, pero ahora tengo Internet y ando un poco más tranquila.

Esto es lo que se llama una obsesión, cabras, una obsesión que sólo sentí con Harry Potter, cuando esperé los últimos tres libros (los demás no los tuve que esperar, cuando empecé a leer la saga ya habían 4 pulicados), y la verdad es que extrañaba eso. Es como una droga, y hasta ando con más energía. No sé si sea bueno, probablemente no. Pero ya me asumí como una persona obsesiva, sólo que con El Clon no voy a frenarme ajajaja.

Además, la música de fondo de la teleserie como que no ayuda a que te olvides de ellas. Es como de esas teleseries que amas tanto que te duele. Como que se te forma un nudo en la garganta, en el pecho y en el estómago de tanto que te gusta. No sé si han sentido eso. Yo he sentido eso, pero ha sido sólo con esta teleserie. Esa sensación de que nunca tendrás suficiente de esto, de que cuando acabe te sentirás vacío, porque nunca habrá nada tan especial ni tan místico como esto. Y siente que no puedes alcanzarla apropiadamente, que nunca podrás alcanzar su pureza, nunca podrás llenarte de ella totalmente, porque no eres... bueno, no eres el creador. Eso es lo que me pasa a mí, y es terrible y rico a la vez.

Escuchen esta canción y quizá lo entiendan. O quizá no.





Fuentes de imágenes: xxxxxxx.

.

2 comentarios:

  1. En su momento me encantaba ver el Clon, claro que en su versión brasileña porque hay otras que no me convencieron. En fin, vaya que este país tiene producciones exitosas, otro ejemplo es la serie nueva HBO El Hipnotizador , que a pocos meses de su estreno igual pinta para ser una serie que destaque.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. creo que voy a verla. La verdad es que El Clon y El Color del Pecado fueran las únicas teleseries brasileñas que me han gustado. Vi Avenida Brasil en su momento, por ej, pero la odié porque era pelea tras pelea tras pelea y no era una experiencia agradable. Me gusta que haya un balance entre drama y diversión. Ojalá El Hipnotizador sea el caso.

      Eliminar