¿Qué es la Unanimidad?

Es esa tendencia del ser humano a desear que todos los que le rodean entren en una cajita con una etiqueta que ellos aprueben. Si uno no entra en ese cajita, uno es rechazado socialmente.
Tenemos que destruir esa cajita, porque el ser humano es complejo por naturaleza. Todos somos diferentes y aceptables, a menos que uno sea un sacoehuéa abusivo con tendencias dictatoriales.

Buscar este blog

Entrada apasionada

Cómo la Heteronormatividad arruinó a BBC Sherlock

( x ) Acabo de desperdiciar una hora de mi vida viendo un nuevo tvshow llamado "Apple Tree Yard" acerca de gente heterosexual...

viernes, 16 de diciembre de 2016

"Bajo las Estrellas del Corso" Oneshot

Holaaa!! Encontré hace días un fanfic basado en "Cloud Atlas". Este Oneshot (fanfic de un capítulo) es una traducción de "Beneath the Corsican Stars" basado en la película "Cloud Atlas", del usuario de Fanfiction.net, Illusion's Dagger. El link del fanfic original es este:

https://www.fanfiction.net/s/9926817/1/Beneath-the-Corsican-Stars

Si no has visto la película o leído el libro, mejor ponte ese pijama y saca las papas fritas y ponte a verla o leer la novela, porque es una obra maestra.

Y porque este Oneshot contiene spoilers.



Mi querido Robert,

Hoy es el aniversario número treinta y siete de tu muerte. Ni un sólo día ha pasado sin que esos ojos verde mar me acechen a cada momento, tanto en el sueño como en la vigilia.

Debo admitir, la escritura de esta carta no me hizo sentido al principio. No te escribo desde hace años, y  hacerlo pareció no tener un fin ya que que tú no podrías leerlas. Me escribiste constantemente ese año, no obstante, tus palabras acortaban la distancia entre nosotros. Tal vez nuestra conexión es lo suficientemente profunda aún para engañar la distancia entre el cielo y esta solitaria tierra. Habría reído ante una idea de esa naturaleza, pero ahora es el único fragmento de esperanza que me queda.

Encontré otro fragmento de esa esperanza hoy cuando tuve un encuentro sorpresivo en el ascensor. Una mujer, periodista, tenía tu marca de nacimiento. El cometa, justo debajo de su clavícula. Me recordó tanto al tuyo que por un momento pensé que ella podría ser tú. No tú, obviamente, pero quizá tu alma. Por un breve momento, recordé las Estrellas del Corso, nuestro primer beso. Siempre fuiste mi estrella fugaz entre las estrellas fijas del firmamento. Le conté sobre esta coincidencia, le conté que eras alguien que me importaba mucho. Yo, por supuesto, no le dije que fuiste lo único que siempre importó para mí, que fuiste el amor de mi vida.

Tal vez te agrade saber que fuiste mi primer y último amor. Puedo imaginarte arrugando la nariz ante la idea, riéndote de mi corazón ingenuo, pero no hubo nadie más. Siempre fuiste tú, por la eternidad. Podrás reírte, pero todavía uso tu anillo. Tal como mi chaleco, necesitaba algo tuyo que me hiciera compañía.

A veces cierro los ojos, recuerdo el momento en que mi corazón saltó ante el sonido de ese disparo. Subí las escaleras en una carrera, rezando a quien fuera que no hubieras sido tú. Cuando te vi allí... Olvídalo. Este corazón no puede siquiera escribirlo.

Escribo esta carta final para ti, porque temo que nuestro reencuentro bajo las estrellas ocurrirá pronto. Mi trabajo me llevó a un punto muerto. Para salvar a cientos, para redimir mi alma ante mi inhabilidad para salvarte, he comprometido mi vida. No tengo dudas de que esta noche será mi última, y por eso te estoy escribiendo esta última carta. Esta es, de nuevo, una esperanza de que leas estas palabras, un mero destello de ilusión.

Siendo sincero, no tengo miedo de morir esta noche. He pasado los últimos treinta y siete años esperando por ello, de hecho. La verdad de las cosas es, mi querido Robert, que morí en el momento en que tú lo hiciste.

Tuyo eternamente,

Sixsmith

No hay comentarios:

Publicar un comentario