¿Qué es la Unanimidad?

Es esa tendencia del ser humano a desear que todos los que le rodean entren en una cajita con una etiqueta que ellos aprueben. Si uno no entra en ese cajita, uno es rechazado socialmente.
Tenemos que destruir esa cajita, porque el ser humano es complejo por naturaleza. Todos somos diferentes y aceptables, a menos que uno sea un sacoehuéa abusivo con tendencias dictatoriales.

Buscar este blog

Entrada apasionada

Cómo la Heteronormatividad arruinó a BBC Sherlock

( x ) Acabo de desperdiciar una hora de mi vida viendo un nuevo tvshow llamado "Apple Tree Yard" acerca de gente heterosexual...

viernes, 8 de febrero de 2013

Supernaturalizada



Ya no recuerdo cuando la empecé, pero fue poco después de haber acabado Merlin. Estaba deprimida, por el suelo, con la sensación de que toda película o serie que veía era un desastre. Empecé a ver "The Big Bang Theory" y me encantó, pero aún necesitaba el ingrediente del drama, y por eso es que gracias a los sabios e indirectos consejos de TUMBLR, comencé a ver SUPERNATURAL.

Y sí, la razón fue porque, tras haber visto SHERLOCK y Merlin, necesitaba de un poco más de Bromance. También empecé a ver el Doctor Who, pero tengo que decirlo, me gusta el drama del bueno y Supernatural cumplió totalmente mis expectativas. Sobre todo por el problema familiar, ese ingrediente que a muchos nos hace falta en la vida, tener a alguien por quien darías la vida y que daría la vida por ti. Todos queremos eso, y en cada capítulo vemos eso entre los hermanos Winchesters, y prontamente en el caso de Castiel, aunque hasta ahora -voy en la temporada 6- él y Dean están como en esa relación de que sí que no. Que te trato mal pero lo doy todo por ti, que te digo que no pero luego lo hago igual.

Lo que pasa con Castiel y Dean es algo bastante especial. Castiel aprendió a soportar a Dean, tras primero valorarlo como un agente de fuerza contra el Demonio, para luego darse cuenta de que aunque no es muy práctico para tomar sus decisiones, tiene un gran sentido moral en que pone en primer lugar, primero que todo, la vida de las personas, aunque eso signifique desperdiciar la oportunidad terminar con el mal de una vez por todas.

Y bueno, introduje no de la manera ideal. La verdad es que pensaba hablar un poco de mis sentimientos respecto de la serie, más que de Castiel y Dean. ¡Pero es que esos dos...!! Pero bueno.

Debo decir que la primera temporada no me convenció. De hecho había visto un par de capítulos cuando la serie recién empezó, allá por el 2005. Me la recomendó mi hermana, pero en esa época andaba para arriba y para abajo con las películas de época, así que nada de nada de Misterio, Suspenso, Acción o Terror. NADA. Un big NOTHING. Así que no hubo posibilidad alguna de meterme un poco más en Supernatural. Creo que la daban en el TV Cable, pero en esa época creo que justo nos lo cortaron o algo así, o será que lo habín puesto en la TV nacional, lo cual dudo. En Chile no ponen series buenas en la tele, a menos que hablen de sexo y de doctores xDDD. Qué más da.

Pues estaba viendo la primera temporada ahora hace como 3 semanas, y no me convencía mucho, pero llegué a la segunda temporada -siempre suelo dar más oportunidades cuando me presentan una serie que ha gustado tanto al público- y de verdad que me atrapó.

Fue especialmente por los primeros capítulos debo decir. El primer capítulo es simplemente brillante. Me gustó la idea que trajeron de la mitología griega de las parcas. Eso me gusta mucho, que incluyan seres del folclor de varias culturas, pero debo decirlo: los seres de la cultura cristiana son los que siempre me han atraído. No sé, será por que fui cristiana por mucho tiempo. Estpa guardado en mí ese deseo de seguir creyendo. Pero con la madurez viene el escepticismo, especialmente cuando lees tantos libros y te bañas de tantas doctrinas distintas. Ahora sólo incluyo a Cristo, y ni en él creo demasiado. Pienso que fue demasiado ingenuo y sabio para su época.


Bueno, el hecho es que cuando Dean, en el primer capítulo de la segunda temporada, sale de su cuerpo estando en coma, y el hecho de que pueda ver a Sam allí, sufriendo, tratando de comunicarse con él, y Sam no pueda verlo, es simplemente... me supera, de verdad. Los temas familiares siempre me superan, y debo reconocer que es por la carencia de mayores vínculos con mi propia familia. En ese sentido me siento identificada con Sam. Nunca he sentido que encaje, siempre he sido la oveja negra, pero amo a mi familia de todas maneras, y eso es lo más doloroso. Eres el hermano menor y siempre te van a ver como el menos capaz, al que hay que cuidar, al que deben mandonear. Los aman pero odias que te traten como un inútil, y Sam no es inútil para nada. No sólo por ser un buen cazador, sino porque es quien mantiene a Dean a flote, en un buen sentido, y también en un sentido muy malo, porque ser el mayor de los hermanos es siempre duro, porque debes hacer todo primero, siempre tienen más expectativas en ti, y en el caso de Dean, tiene que cuidar de su hermano pequeño.

Pero el caso de los Winchester es mucho más difícil aún, porque John fue un padre ausente, un padre que no escuchaba, un padre que enseñó a su hijo mayor a disparar una pistola a los seis años y que siempre le dejó en claro que debía cuidar de su hermano menor. Cuida de tu hermano menor, siempre se lo decía a Dean, y esa órden quedó grabada en él para siempre, como un mantra. Si no cumplía, fracasaría en la única tarea más importante que tenía en la vida, como Dean mismo lo dice en el último capítulo de la segunda temporada.

El tipo de relación, por ello, que los Winchester construyeron a partir de la crianza de su padre, es muy poco sana. Dean, a causa de estar siempre velando por Sam, se ha olvidado de vivir él mismo, se ha cerrado totalmente y se ha vuelto una persona muy poco dada a demostrar lo que siente. Tiene que velar por alguien menor, mostrarse fuerte, ser el hombre mayor de la familia, y por su calidad de hijo quedó sacrificada. Nunca realmente fue un hijo, no le dieron la oportunidad. A causa de esto, no se permite quebrarse ante nadie.


Es entonces cuando llega Cas a revolucionar su mano (no "revolucionar" XDDD, pero la frase sonaba bonita, así que la puse), quien es en cierta manera el que lo libera. Dean se permite reconocer su miedo ante Cas, siempre reconoce ante él cuando está preocupado, y es con él con quien se muestra tal como es. Enfurruñado y todo, pero también muy comprometido con todo lo que tiene que ver con salvar a la gente y sobre todo cuidar de Sam.

Por estas y otras razones me ha gustado mucho Supernatural. Si le quitas el fascinante temas de las cazas de mosntruos, que de verdad son realmente muy ingeniosas a veces, se trata de un drama familiar muy bien construído, en que los personas han ido evolucionando, o bien el espectador los ha ido conociendo de modo más profundo con el paso de las temporadas. Esa es la ventaja de las series de televisión. Al ser de larga duración se da la posibilidad de desarrollar los personajes, de ver sus procesos, cosas que en el cine no se logran o bien se fuerzan o bien simplemente no se hacen. Se saltan procesos, y de repente tenemos al tipo malo que en primer momento era bueno, y no tenemos idea de porqué se volvió de ese modo. En Supernatural lo interesante es eso, que cualquiera puede convertirse en un cabrón si le dan las razones suficientes. Es como Leigh del Código Da Vinci. El tipo tenía razones super racionales y super lógicas y comprensibles y también morales para hacer lo que estaba haciendo, mostrarle al mundo la gran mentira de Occidente, pero el tipo utilizó medios crueles para hacerlo. He ahí el error, a pesar de que a veces no quedan opciones estando el mundo lleno de trabas.

En Supernatural vas comprendiendo los procesos de los personajes, cómo van creciendo, o decreciendo en algunos casos, volviéndose cabrones.

Y está Destiel. Sí, el Bromance que me convenció en primer lugar de ver esta serie, como también me pasó con Merlin. Pero como suele pasar, en Merlin, aunque la relación de amistad entre Merlin y Arthur era la piedra de fundación de la trama, se convirtió en mucho más que eso, al igual que ocurre en Supernatural. Nada más pienso que en Merlin los temas fue mucho más sutiles. En la sutilidad los británicos no tienen rivales, debo decirlo. A veces las series gringas son en demasía literales. Las conversaciones de Sam y Dean al final de cada capítulo, y a veces también al inicio, son un ejemplo de ello. Algunas cosas podrían quedar menos explícitas en la trama de cada capítulo, pero muchas veces la serie cae en el error de ser demasiado obvia, y a veces hasta predecible. Los personajes siempre se salvan, son revividos múltiples veces, y el destino les pesa. A veces prefiero que los personajes se traten de personas totalmente comunes y corrientes, pero que luchan contra el mal por su propia voluntad, pero también, por supuesto, existe este otro extremo, en que los personajes son gente destinada para el trabajo. Sucede lo mismo en Harry Potter, ya que como dijo Harry una vez, a veces este tipo de personajes pueden llegar a sentirse atrapados por su propia identidad.

Dean y Sam son recipientes de los dos ángeles más poderosos de la creación cristiano. No sé si judía también, e islámica... El caso es que los dos estaban destinados a algo, todo lo que ocurrió en sus familias, todas las decisiones los llevaron al lugar donde están ahora, lo cual significa una gran carga. Por otro lado está Castiel además, quien tras vivir miles de años como un ángel obediente, se encontró con Dean y se rebeló porque Dean lo hizo repensar sus propios constructos de vida. Eso es bastante destacable, ¡BRAVO DEAN! -Dean es el gran héroe en esta serie, es quien sostiene la cruz más pesada- .

Con Castiel sucede que con él nada predecible. El tipo se rebeló, sí, eso sucede muchas veces en series y películas donde hay ángeles, pero nadie pensaría que un ángel podría ser tan cabrón y cuadrado en tantos aspectos. Castiel es a veces muy corto, no por ser ignorante de muchos ámbitos de la vida humana, sino porque tiene una idea de lo que se debe hacer y no hacer muy limitada. Sólo ve el blanco y el negro de las cosas. A veces es demasiado práctico, y con ello daña a algunas personas, pero finalmente todo lo que hace es por los Winchester. Y más que nada, por Dean.

Dean es quien lo hizo rebelarse contra el sistema en el que había estado viviendo toda su vida, y tras la caída de Michael y Lucifer en la jaula, al final de la quinta temporada, vemos a Castiel alzarse como el regente del cielo. O sea, esa es una gran cosa, que yo no vi venir, personalmente.

Y hasta ahí voy básicamente, en la historia de Castiel. Quizá qué le depare el destino. Lo único predecible de él es que siga en pie. Como los Winchester, nunca muere, y eso puede llegar a ser cansador a veces. Aunque nadie quiere que mueran los personajes, así que no puedo reclamar.

Y me desvié de Destiel. Dios, el Destiel es una gran cosa en este show. Estaba el Wincest, que casi empecé a apoyar. Casi me embarco en esa nave, pero el Destiel es el que me ha hechizado. Si fue la intención de los escritores ponerlo allí, es muy sutil, porque la relación de Dean y Castiel trata básicamente de miradas, acercamiento y mutuo apoyo. Bueno, apoyo más de Castiel a Dean. Dean se pasa de demandante a veces. Le exige mucho a Cas, o eso he visto hasta ahora en la temporada 6. Pero se trata básicamente de miradas, y una que otra frase sugerente que sinceramente, no entendía porqué pondrían en el guión si no tiene una mayor trascendencia, a menos que el Destiel sea como algunos piensan intencional de parte de los escritores.

Dean es malicioso sobretodo con Cas. Siempre anda con comentarios seudohomos XDD, pero con Castiel son comentarios homo de tomo y lomo. Es totalmente directo, especialmente cuando está enfadado con él. Cuando están bien es porque: o Dean necesita ayuda, o está mal y quiere hablar de ello, o después de una llamada telefónica. Y Cas siempre responde. Es decir, en el capítulo 3 de la temp. 6 Sam le cuenta a Dean que por más que ha rezado, Castiel no ha respondido, y Dean lo llama una sola vez, y el cabrón aparece XDDD. "¿Te agrada más o algo?" le dice Sam a Castiel respecto de su hermano, enojado y algo picado. O si lo traducimos en modo más literal, "¿Te gusta más o algo?", y Cas a punto de rodar los ojos, pone cara de fastidio. "Con Dean compartimos un vínculo más profundo" dice Cas, y Dean se hace el que no sabe. Bueno, supongo que no sabía que Cas lo consideraba de esa forma. Dean no suele verse a sí mismo como alguien digno de fidelidad. Todos lo abandonan, pero Cas sigue ahí para él, y eso redime a Dean. Es el primer ser humano en miles si no son millones de años al que a Cas le ha dado verdadero crédito.

XDD Y qué gran sarta de cantinfleos he escrito. Espero alguien me lea el blog, por ahí, en algún rinconcito del mundo. Lo que hago aquí es soltar torrentes de pensamientos sin mayor orden.

VIVA DESTIEL!!!


PD: Me enamoré de Misha Collins (Castiel).




También te podría interesar:

.

2 comentarios:

  1. Tambien amo a Misha. *o*

    ResponderEliminar
  2. También amo a Castiel y Misha es maravilloso *.* No sabes por casualidad dónde hay una página donde pueda compartir mi amor por Castiel ^^

    ResponderEliminar